IXTACZOQUITLÁN, Ver., 9 de noviembre de 2019.- Nuevamente Ixtaczoquitlán vuelve a ser noticia, pues este viernes inició la búsqueda de restos humanos en fosas clandestinas de la comunidad Campo Chico.

Integrantes de la Comisión Estatal de Búsqueda y Fiscalía General del Estado (FGE) buscan los restos de tres jóvenes oriundos de Tezonapa, quienes desaparecieron en esta localidad el pasado 8 de octubre.

Junto con personal de la Comisión Estatal de Búsqueda y elementos de la FGE, trascendió que también participan en esta actividad integrantes del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba.

Cabe mencionar que la diligencia fue solicitada por la FGE, la cual investiga el caso de tres jóvenes que el mes pasado desaparecieron, y se tiene la sospecha de que sus cuerpos pudieran haber sido inhumados de manera clandestina en terrenos de Campo Chico.

Este día, fue sorpresiva la llegada del convoy de vehículos de la Fuerza Civil y SSP, causando expectación entre los habitantes de la zona del Valle de Tuxpango, que simplemente vieron que esa carretera era cerrada.

Los cuerpos que se buscan en esa zona son de Fernando José Trejo Aguilar, Ciro Álvarez Cantor y Martín Flores, quienes viajaban a bordo de una camioneta Durango y fueron detenidos el pasado 8 de octubre, alrededor de las 18:30 horas, en un retén policiaco entre Zapoapan y Campo Chico, cuando se dirigían a la ex hacienda Tuxpanguillo, en donde acudirían a comer a casa de la madre de Fernando José, de tan sólo 18 años.

Eran cinco jóvenes, con domicilio en Ocotitlán, los que se dirigían a la ex hacienda, tres en la camioneta Dodge Durango y dos más a bordo de una motocicleta, mismos que vieron la unidad detenida por un retén mientras los policías les indicaban que siguieran, y no volvieron a saber de sus tres compañeros.

Días después, la camioneta, con manchas de sangre en su interior, fue hallada en Atzacan por policías municipales.