Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Antonio Alatriste/Quadratín Veracruz

Bajo protesta, instalarán Feria del Libro en Plaza Lerdo de Xalapa

Antonio Alatriste/Quadratín Veracruz
 
| 08 de noviembre de 2018 | 12:40
 A-
 A+

XALAPA, Ver., 8 de noviembre de 2018.- Libreros de Xalapa arremetieron contra este ayuntamiento, pues les han querido prohibir la instalación de la octava Feria del Libro en la explanada de la Plaza Lerdo, aun cuando esta petición ya había aceptado el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero.

Recordaron que el argumento que les dan es que contraviene el acuerdo de Cabildo número 144, el cual establece una prohibición para la realización de actividades comerciales informales, por lo que señalaron que esta situación a los empresarios libreros no les atañe, ya que ellos están perfectamente establecidos.

“Nosotros queremos pedirles que hagan una excepción para el campo de las artes y la cultura, pues además el acuerdo de Cabildo que citan no nos alude, pues no somos empresarios informales, pero necesitamos usar la plaza pública para promover la lectura, nosotros nos instalaremos como una protesta y haremos lo necesario para promover la cultura y esperamos que la ciudadanía nos apoye”.

En este sentido, lamentaron que la Dirección de Comercio se niegue a permitirles la instalación de dicha feria y pretendan trasladarlos a la explanada de Xallitic o de San José, pues aseguraron que estos espacios dejan de lado el objetivo principal de esta feria: llegar al mayor número posible de personas e invitarlos a introducirse al mundo de la literatura.

Por último, reiteraron que pese a la negativa de la autoridad municipal instalarán bajo protesta la Feria el próximo 12 de noviembre, pues consideraron que la prohibición planteada por el ayuntamiento es injusta.