CIUDAD DE MÉXICO, 3 de julio de 2020.- Con medidas como la desinfección de inmuebles antes de iniciar labores, adaptación de espacios para respetar la sana distancia, capacitación del personal para brindar servicio con medidas sanitarias, y acceso controlado para mantener el aforo de personas entre 30 y 50 por ciento de la capacidad de los edificios, el Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM (SIBIUNAM) se prepara para la “nueva normalidad”.

La Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información (DGBSDI) presentó las acciones a seguir una vez que se reanuden las actividades en las 134 bibliotecas que integran el SIBIUNAM, en concordancia con los “Lineamientos generales para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la pandemia”, presentados el 18 de junio del presente año.

“Es necesario priorizar la bioseguridad en una biblioteca, de nuestro personal, usuarios, proveedores, recursos materiales e infraestructura física y tecnológica; por ello, elaboramos un protocolo que incluya todos los factores propios de una biblioteca y los armonice”, afirmó Elsa M. Ramírez Leyva, directora general de la DGBSDI, de acuerdo con un comunicado.

El objetivo del “Protocolo de bioseguridad para la reapertura de las bibliotecas del Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM”, que se aplicará una vez que se levante el confinamiento precautorio, es cumplir con las normas necesarias que contribuyan a garantizar la vida humana, subrayó.

Señaló que el protocolo recomienda que las bibliotecas de la UNAM ofrezcan el servicio de préstamo a domicilio con estantería cerrada y reserva, así el usuario podrá pasar a recoger su libro de acuerdo con los días y horarios establecidos.

Información de Quadratín México