XALAPA, Ver., 13 de noviembre de 2019.- Un juez federal negó un segundo amparo promovido por Antonio Tarek Abdalá Saad, ex tesorero en la administración de Javier Duarte de Ochoa, y lo obliga a presentarse a declarar ante la autoridad judicial, para ratificar los señalamientos que hizo contra quienes fueron sus compañeros de gabinete.

De acuerdo a la resolución, la obligación a fungir como testigo es de toda persona que tenga conocimiento de un hecho, no sólo de un imputado.

Abdalá apeló a sus derechos civiles y políticos, sin embargo, se determinó infundado el concepto de violación que hace valer en relación con la no autoincriminación debido a que no está obligado a contestar todas las preguntas que se le realicen.

En aras de garantizar una defensa adecuada, tendrán la oportunidad contrainterrogar.

También es infundado que la quejosa señale que se compromete a comparecer a juicio, pues esta es una obligación tras haber recibido un criterio de oportunidad.

Se precisa que el criterio de oportunidad al que se acogió Tarek Abdalá no restringe o impide su comparecencia.