LOS CABOS, BCS, 17 de septiembre de 2014.- El presidente Enrique Peña Nieto, confirmó que no hay pérdidas humanas, pero sí graves daños materiales a casas, hoteles, comercios e infraestructura pública.

Después de realizar un sobrevuelo en helicóptero y reunirse con damnificados y turistas nacionales y extranjeros varados en este municipio, el primer mandatario indicó que el Gobierno Federal trabaja para restablecer los servicios como electricidad, agua potable, telefonía e internet que se encuentra suspendida luego del paso del huracán Odile.

«Ahora lo que hace falta es agua, electricidad, y la reparación de toda la infraestructura urbana, de servicios que quedó prácticamente dañada. No hay electricidad, ni radio, ni telefonía están prácticamente incomunicados”, aseguró el mandatario.

Peña Nieto enfatizó el respaldo absoluto de su gobierno a través de un grupo de trabajo y un plan de apoyo para generar condiciones de normalidad en Baja California Sur, uno de los destinos turísticos más importante del país.

El jefe del ejecutivo destacó que las acciones preventivas que se realizaron en coordinación con el gobierno estatal, como la instalación de albergues para más de 11 mil personas que fueron desplazadas de zonas de gran vulnerabilidad, permitieron que no hubiera ninguna víctima, al registrarse saldo blanco.

Indicó que se atenderá a la población que perdió su vivienda, y esto permitirá revisar en dónde están reubicadas porque en la zona de Los Cabos se ha detectado asentamientos “irregulares, francamente frágiles y de alta vulnerabilidad” en los que la gente construye sus viviendas.

Durante esta gira donde supervisó daños ocasionados por el paso de Odile, el mandatario mexicano precisó que son más de 20 los aviones que conforman el Ejército, Fuerza Aérea y Marina, así como de Interjet, Aeromexico y Volaris los que se encuentran dando el servicio para llevar a los pasajeros que fueron sorprendidos por el huracán.

Asimismo, Peña Nieto repudió los actos de rapiña que se están observando en varias partes del estado, debido a que se están acabando los víveres.

Por su parte, el Director General de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza puntualizó que en un periodo máximo de cuatro días se recuperará el 95 por ciento de los servicios de energía eléctrica en los municipios afectados por el fenómeno meteorológico, en el que más del 92 por ciento de la población fue afectada en el suministro eléctrico; es decir, más de 239 mil usuarios.