XALAPA, Ver., 1 de septiembre de 2014.- En el sur del Golfo de México se ubicará una zona de baja presión asociada a la onda tropical número 25, la cual presenta potencial de desarrollo ciclónico, indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Dicho sistema provocará, aumento en el oleaje de uno a tres metros de altura y vientos con rachas de hasta 45 kilómetros por hora en costas de la Península de Yucatán, Tabasco y gradualmente en las de Veracruz.

En el océano Pacífico se presentará otra zona de inestabilidad con potencial ciclónico, al sur de las costas de Guerrero y aportará aire húmedo, hacia el occidente, sur y porciones del centro del territorio. Esas condiciones reforzarán el potencial de lluvias muy fuertes a intensas con actividad eléctrica y granizo en dichas regiones y posibles lluvias torrenciales en Oaxaca, además de aumento en el oleaje de uno a tres metros de altura y vientos con rachas de hasta 45 kilómetros por hora desde las costas de Chiapas hasta Michoacán.

La zona de inestabilidad que fue generada por una línea de convergencia y la presencia de aire húmedo de ambos litorales, continúa afectando partes de noroeste, norte, occidente y centro del país. Lo anterior provocará potencial de lluvias en esas zonas que podrían ser fuertes acompañadas de tormentas eléctricas y caída de granizo en los estados de Sinaloa, Durango, Nayarit, Guanajuato, Tlaxcala, Morelos y Distrito Federal.

El Golfo de México tendrá cielo medio nublado a nublado, potencial de precipitaciones intensas de 80 por ciento en Veracruz y Tabasco, fuertes en Tamaulipas, temperaturas calurosas durante el día y viento de este y sureste de 25 a 40 kilómetros por hora con rachas en zonas de tormenta.

Con información de Grupo Fórmula