XALAPA, Ver., 28 de junio de 2014.- El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Xalapa, Reynaldo Guerrero Corona, pidió mesura y respeto al actual delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en la entidad, Gilberto Ojeda, pues dijo, la actuación en los primeros operativos a prestadores de servicios no ha sido objetiva y podría afecta la economía de este sector.

«Estamos hablando de que un delegado federal está hablando de clausurar. (…) van a despedir a los empleados y en este momento la economía estatal no está para andar clausurando hoteles ni moteles, mucho menos para andar poniendo multas de 500 mil pesos», expuso.

El empresario señaló que las acciones del delegado de la Profeco han sido arbitrarias, pues se han aplicado multas sin que antes se les de oportunidad de solventar las observaciones, por lo que pidió flexibilidad para que los empresarios hagan las mejoras antes de ser sancionados.

«Le pedimos mesura y respeto al delegado de la Profeco con las amenazas que está haciendo hacia el gremio empresarial, él esta hablando que va a llevar multas desde 20 mil hasta 500 mil pesos, y está grabado, entonces este delegado no está enterado en que mundo vive porque en el estado de Veracruz, la actividad preponderante es el turismo», destacó.

Hasta el momento, se ha sancionado a por lo menos seis hoteles por parte de la Profeco, de los cuales uno ha sido clausurado en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río, por lo cual, se tiene el temor de que en breve se busque sancionar y clausurar establecimientos en esta capital.