COATZACOALCOS, Ver. 09 de febrero de 2014.- La tarde de este sábado, la oficina de Comunicación Social del Gobernador, Javier Duarte de Ochoa publicó una foto nota sobre la reunión que tuvieron el gobernador con la familia de reportero desaparecido en Coatzacoalcos, donde sólo señala que estuvieron varios funcionarios y que el mandatario refrendó su respaldo y solidaridad.

Sólo esta breve información se dio sobre lo que sucedió en el encuentro, pero ahora se sabe que hubo exigencias de la familia para que se localice lo antes posible al periodista y que Javier Duarte de Ochoa ofreció una casa en Coatzacoalcos, en el puerto, para que dejaran la de Villa Allende.

En información en manos de Quadratín, indican que la esposa del comunicador,  a pesar de todas las carencias que tiene, vive en un hogar humilde, rechazó el ofrecimiento del mandatario.

“Solo quiero noticias de mi esposo, lo quiero vivo y de regreso con nosotros”, señalo la esposa a Duarte de Ochoa.

A la familia de Gregorio Jiménez prácticamente se la llevaron de un momento a otro a la capital para evitar que algún medio tuviera acceso o información de la reunión. El traslado fue por cuenta de la Comisión Estatal para la Defensa de los Periodistas, cuya presidenta, Namiko Matzumoto, antes de regresarla a Coatzacoalcos, la llevo a comprar ropa, a cuenta de la Comisión.

También se sabe que dado que los medios retrataron la pobreza con la que vive Jiménez de la Cruz y su familia, el Municipio de Coatzacoalcos prometió reparar la vivienda, aunque hasta hoy, nadie se ha acercado para nada, sólo una patrulla naval que pasa día y noche.