VERACRUZ, Ver., 25 de diciembre de 2014.- El frente frío número 21 afecta la zona conurbada Veracruz-Boca del Río con rachas de viento que alcanzan hasta los 100 kilómetros por hora y que tienen a los cuerpos de auxilio en guardia permanente por cualquier eventualidad.

Las inclemencias provocaron la caída de algunas ramas y dañaron varios semáforos de ambos municipios que no han sido reparados porque se siguen sintiendo los efectos adversos.

El director de Protección Civil del municipio de Veracruz, Jonathan Pérez explicó que sus elementos tuvieron que ir al bulevar costero para retirar montañas de arena que estaban sobre la avenida.

Este material salió del mar debido a los fuertes vientos y empezaban a estorbar el tránsito, a la altura de la avenida Martí, por lo que se tuvo que acudir a retirarla.

Mientras que en Boca del Río sólo tuvieron el reporte de una lona que cayó en el Fraccionamiento Virginia sin provocar daños o heridos aunque se mantienen en alerta para prevenir cualquier percance.

La Secretaría de Protección Civil del Estado de Veracruz informó en un comunicado que están alertas debido a que se esperan bajas temperaturas en la zona norte y en el centro de la entidad producto del frente frío 21.