XALAPA, Ver., 07 de enero de 2014.- El diputado, Julen Rementería, criticó al auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) Lorenzo Portilla Vázquez, debido a que no presentó a detalle el informe de la cuenta pública 2012, sino que sólo envió un cd, con una carta y un trabajo en power point que no dice absolutamente nada.

En rueda de prensa ofrecida al término de la sesión ordinaria, Rementería del Puerto, que es coordinador de la bancada del PAN en el congreso veracruzano, dijo que lo que envió el ORFIS es una “mera burla” para los diputados veracruzanos y pareciera que el auditor general no entiende que él se debe al congreso local y no está para servir a los intereses de nadie.

Añadió que los panistas no tienen idea si el resto de los diputados locales tienen algún informe distinto al que recibieron ellos,  sin embargo, de haber sido así, entonces el ORFIS se habrá burlado del congreso local.

“La información que nos dan aquí no nos sirve de nada. Explican los mecanismos de fiscalización, viene una presentación, un final y el facebook del auditor, pero del resto no nos dice nada”.

Lo que los panistas temen es que sólo quedan 24 días para revisar las cuentas públicas del gobierno del estado, los 212 municipios, organismos públicos descentralizados, la Universidad Veracruzana, los fideicomisos y además, los organismos autónomos, en este caso el mismo poder legislativo y al Tribunal de Justicia.

“No podemos determinar si hubo opacidad o no, porque no llegan los informes completos. Así es difícil determinar si hay daño patrimonial en algún área. Además, es irresponsable decir que hay 20 o 40 con problemas de daño patrimonial u otros delitos. A menos que haya otro informe que a nosotros no nos ha llegado”.

Julen Rementería consideró que en el ORFIS se ha actuado con maña para que no haya tiempo suficiente para la revisión de las cuentas públicas, las cuales tienen que ser aprobadas el próximo 31 de enero: “Aun así, revisaremos cuanto sea posible, porque es necesario que auditemos y señalemos en dónde están mal las cosas”, dijo.

Este mismo día habría una reunión en el ORFIS en donde quizá se entregaría una información distinta a la que recibieron: “Pero aunque así lo hagan, ya quedaron mal. No es momento para ocultar las cosas. No se prevé en el reglamento algún castigo para el ORFIS pero lo que han hecho hasta ahora no está bien”, finalizó.