Xalapa, Ver., 14 de noviembre de 2013. – A pesar que el ayuntamiento de Xalapa ofrece algunas opciones de albergues para personas que viven en la calle, la mayoría se resiste a ser trasladada a un albergue, señaló la directora del DIF Municipal, Lety Segura.

Ahora que arreciaron las bajas temperaturas, dijo que se ha invitado a algunos indigentes para que acudan a los albergues, pero la mayoría se negaron a ser resguardados, pues prefieren quedarse en la calles, sin importar si llueve o hace mucho frío.

De acuerdo a sus números, el DIF Municipal tiene suficientes cobertores, catres, despensas y colchonetas para apoyar a familias enteras si es que quieren protegerse del mal tiempo: “En algunos casos te aceptan que se les dé atención médica, pero no quieren irse a los albergues y no se les puede obligar”, añadió.

Lo curioso del caso es que reconoce que algunos indigentes viven en la calle pero tienen familiares en la ciudad.

Calculó que un ochenta por ciento de los indigentes se queda en la calle, pues no les gusta estar encerrados en algún lugar: “El personal está listo para acudir en ayuda de alguien. Se le brinda la atención, pero que vengan al centro es otra cosa».

Hasta el momento, no hay informes sobre alguna persona que haya fallecido en la calle a causa del frío y quizá es porque aún no ha hecho frío como en otros años, por más que se espere que este viernes la temperatura pudiera ser de ocho grados centígrados.

Con todo y eso, Lety Segura comentó que en la temporada decembrina hay más indigentes en la calle que en el resto del año y quizá se debe, añadió, a que hay más gente en la calle y con ello, más posibilidades de recibir alguna moneda de mejor valor que otras.