XALAPA, Ver., 19 de mayo de 2015.- El uso de fórmulas lácteas en recién nacidos, en sustitución de la leche materna, es dañino para su salud; no obstante, ahora es común que los vendedores de los laboratorios que las patentan “sobornen” a los pediatras para que las recomienden a sus pacientes y así se logre colocar la marca en el mercado, reconoció la integrante de la Asociación Civil «Pro-lactancia Lechita Corazón», Jeyma Talía Patiño Suárez.

En el marco del Día Internacional de la Donación de Leche Humana, este 19 de mayo aseveró que los laboratorios productores de leche artificial venden el producto de forma deshonesta; por ello, consideró necesario que autoridades del Sector Salud estén al pendiente de la situación y evitarla para no exponer al menor que pudiera estarla consumiendo.

“Les hablan de supuesta evidencia científica de los beneficios de la fórmula, pero más allá de eso, a los médicos que les promocionan las fórmula o diverso personal de salud, les regalan viajes, congresos, les pagan carros, casas, los convencen de esa manera y mucha gente ya cayó en esa mentira”.

Abundó que los empleados del área de ventas de las empresas farmacéuticas hacen “guardia” en los nosocomios públicos y privados, ya que trabajan por comisión y recurren a sinfín de “tretas” para vender el producto.

“Además, dada la situación económica, hay gente que apenas y tiene para comer en la casa y estas leches en polvo regularmente son muy costosas, pero con la idea del médico de que le harán un bien a la salud del menor, hacen un esfuerzo para comprarla”.

La activista reiteró que lo más sano y recomendable es fomentar la lactancia materna.

“Urge capacitación continua, educación para que los convenzamos de que la lactancia materna no tiene comparación; ya que un bebé que ha sido amamantado desde la primera media hora de vida, tiene mayor posibilidad de sobrevivir que un bebé que no fue lactado en este periodo”, concluyó.