VERACRUZ, Ver., 17 de mayo de 2016.- Familiares y amigos del joven Enrique Capitaine Marín, quien se encuentra consignado por el probable delito de pederastia, cometido en agravio de Daphne Fernández, se manifestaron afuera del Juzgado Tercero de Primera Instancia de Veracruz para demandar al juez que conceda su libertad, pues aseguraron que es inocente.

El contingente de apoyo partió de la calle Netzahualcóyotl hacia la avenida Allende, vistiendo playeras con la imagen de Capitaine y portando globos blancos, lonas y cartulinas para pedir la libertad del joven.

Jacqueline Marín Lara, mamá del acusado, pidió al Juez Tercero de Primera Instancia que el caso lo resuelva conforme a Derecho y no por presiones políticas, pues aseguró que su hijo es inocente; detalló que el expediente carece de pruebas contra de Capitaine, pues sólo contiene dichos de la parte agraviada.

Mi hijo no violó a Daphne y su papá sabe que está cometiendo una injusticia y mi hijo no tiene por qué estar detenido en un penal si él es inocente, le he rogado a Dios que el juez lea y vuelva a leer el expediente, para que vea que no hay ninguna prueba, a mi hijo lo detuvieron sin pruebas, solamente con el dicho de la muchacha”, expresó.

Negó que Daphne ingresara a su domicilio, lugar en el que supuestamente se cometió el delito, e incluso exoneró a Jorge Cotaita y a Diego Cruz, al negar que hayan participado en el delito.

Jacqueline Marín consideró que se comete una injusticia en contra de los tres jóvenes, cuyos nombres aparecen en la causa penal 83/2016 y comentó la parte acusadora amedrentó a testigos para evitar que se presentaran a declarar en el término de las 144 horas que el juez tiene para emitir una resolución.

Por último, manifestó que su hijo es utilizado como estandarte político para que los ciudadanos no voten por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en estas elecciones locales.